KNOCK KNOCK KNOCK!!!

Adelante... pasa... como si estuvieras en tu casa...

14.2.08

De bogavantes inteligentes y otras historias

Una compañera de trabajo sueña que habla con un bogavante y que tiene que convencerlo para que vuelva al congelador. Lo mejor de todo es que el animal le contestaba.

Me he quedado con las ganas de saber cómo acababa el sueño: si el bogavante volvía al congelador, si fenecía en un arroz caldoso o si se sentaban a hablar de la insoportable levedad del ser.

Mañana le preguntaré, si no es que alguien ha decretado su ingreso urgente en un centro de salud mental (eufemismo políticamente correcto para manicomio).

Pensando incesantemente en el bogavante orador, caí en la cuenta de que yo sería incapaz de cocinar algo que me hablara. Aunque claro, un arroz caldoso de bogavante es un arroz caldoso de bogavante. Pero que me lo vendan mudo. Hablará gesticulando con sus pincitas, pero yo no me voy a enterar de nada, y ya se sabe, orejas que no oyen, paladar que disfruta.

En realidad creo que sería incapaz de cocinar algo que tan solo me mirara. ¿Cómo atacar en un gesto rápido y seguro el pescuezo (que digo yo, será la forma más rápida de matar algo) de un animal que me está mirando con esos ojos de ‘¿Para qué sirve eso que tienes en la mano? ¿Vamos a jugar a algo?'?

A decir verdad, creo que sería incapaz de cocinar y comer algo que tuviera cara. ¿Cómo clavar el tenedor en ese cuerpo cuyos ojos resecos por el calor del horno te están mirando fijamente mientras te dicen ‘¿Qué te he hecho? ¿Por qué yo? Podríamos haber sido amigos…’? ¿Cómo despedazar hábil con el cuchillo algo que tiene esa mueca de sonrisa forzada por la sequedad y la tirantez de la piel al calor de la cocción?

En cambio, un buen filete no te mira, no quiere ser tu amigo, no te pregunta por qué le das ese destino después de lo mucho que ha hecho por ti o por qué miras tanto al arroz de acompañamiento cuando el filete debería ser suficiente para ti, que para algo lo pediste de la carta. No, él no te mira ni te habla ni te increpa. Él simplemente se sacrifica para tu placer y se deja cocinar, por ejemplo, con una sabrosa salsa a la pimienta verde (y que a mí, personalmente, me sale para chuparse los dedos).

Y me pregunto, ¿qué significado psicológico tendrá un bogavante que habla?

Porque es bien sabido que el mundo onírico es un sinfín de imágenes metafóricas que nos revelan que por cuerdos que parezcamos, estamos como una chota. De ahí que algunos gustemos de comer el queso de la cabra, pisoteando y destruyendo el derecho de propiedad que toda cabra ostenta sobre su queso, así como cada pájaro lo ostenta sobre su lechuga y así sucesiva y cumulativamente hasta el infinito y más allá.

Hazme caso, si la fecha de caducidad de cualquier producto envasado es anterior al día en el que estás, tíralo a la basura, no te lo comas… o escribirás posts como éste.

54 comentarios:

Arale dijo...

Fiuuu Fiiiiiiiu.. Estrenando comentarios! Ahora ví a leel·lo.

Arale dijo...

Tamos muy mal...
¿Te he contado alguna vez lo que nos pasó hace años con unas langostas?
Pues resulta que un conocido nos regaló (ojo al dato) tres langostas recién pescadas y vivas, nos aseguró que si las metíamos en la nevera durante toda la noche, moririan sin sufrir, pero una de las tres aguantó estóica hasta su ejecución. Pues bien, una vez estuvo la langosta preparadita en el mármol de la cocina para ser decapitada, brincó como si de un ser poseido se tratase y aterrizó en el suelo de la cocina. El pobre desgraciado que estaba intentado decapitarla se llevó el susto de su vida y no solo eso, si no que tuvo que perseguir a la langosta por toda la cocina hasta tener el valor de pillarla por la cabeza sin ser atacado por el bicho... Creo que la langosta estaba un poco mosca, se olía la matanza y se quiso rebotar. Finalmente acabó con la misma suerte que sus amiguitas y volvió al mar en forma de truñaco no sin antes pasar por nuestro aparato digestivo.

Otra vez (esta fue para Navidad) estábamos todos en la mesa (mis tios, mis hermanos, mis primas, los novios, las abuelas...)y mi madre sacó un lechón recién horneado, debía de estar muy bueno, pero mi prima Marta y yo, nos encargamos de ponerle voz y conciencia al pobre animalico... no te puedes llegar a imaginar la penica que dimos. Al final, nadie fue capaz de comerse al pobre cerdito y mi madre se pilló un rebote que te cagas con Marta y conmigo. Si es que se ve, que estuvo encargando el animal semanas antes para no quedarse sin, lo pagó a precio de oro (normal en Navidad) y se tiró un montón de horas en la cocina para que le saliera bien... Total que después de eso, me siento mal y no por no haberme comido al bicho si no por la putada que le hicimos a mi pobre madre.
En fins amiga, que a mi también me atraen más los bichos descuartizados y sin ojos.
Un besito churri.
Jaaaaaaaaaaal!!!

Arale dijo...

Y después de este post-comentario, voy a ver si escribo la segunda parte de la biblia.

D A V I D dijo...

Akroon,

En una de mis primeras acampadas, 7-8 años + o -, el día de supervivencia, nos dieron, como comida, un conejo, vivo, que teníamos que matar, asar y comer

Davidito y sus 3 ó 4 compañeretes

Los monitores nos explicaron la técnica: lo estiráis sujetando, uno, de las orejas, otro, de las patas y, un tercero, le golpea seco, en el cuello, con el dorso de la mano

Nos dispusimos a ello. Los golpes de nuestras manos, mollosetas, no rompían el cuello del conejo. Nos lo tuvieron que matarr

Grandes acampadas

Tiro con arco

Vivacs

Tirolinas flipantes

Rapel que casi me escalabro

Caminatas nocturnas

Aldeas abandonadas

Fuego

Paredes de piedra pintadas

Canciones

Historias de miedo

Miradas

Espíritus en el monte

Machetes

Olores

Respiración

Sudor

Miedo

Carreras

Grillos

Piedras

Tienda

Sueño

1berto dijo...

No tengo ni idea de la respuesta de ninguna de las preguntas que lanzas al aire. Cierto es tambien que cualquier discusión con un bogavante que se alarge los suficiente terminará en semántica.

Antihéroe dijo...

:) Los veganos consolidados aborrecen toda comida animal porque tiene cara, ojos, boca, ¿sentimientos?. Como tú bien dices, un filete no consta de esas partes, pero algún día formó parte del todo-animal. Los bogavante son casos a parte. A partes los pagas; y a partes los comes disfrutando (supongo) de todas y cada una de ellas... y cuando sueñas con ellos mejor los apartes de tu mente por un tiempo porque no pueden significar nada bueno. Ni nada malo. Porque en realidad los sueños significan nada para los que no los sueñan. Un besito!!

Edmundo Mantel dijo...

Sra. Akroon;

Yo creo que su problema radica en una mala gestión del tiempo: pierde Usted demasiado tiempo desde el momento en que agarra el bicho hasta el momento en que le clava el cuchillo (si es que estaba vivo) o hasta el momento en que lo mete en la olla (si ya era fiambre).

En adelante procure ser más rápida con sus armas. También vale manipular al animal de espaldas: así no se encontrará con una cara suplicante de respuestas, sino con un culo con el que lo mejor que se puede hacer es cocinarlo o tirarlo a la basura.

Mi tío Manolo, al que mi tía Socorro abandonó cierto día "porque le olían los pies", mató delante del niño que yo era a un conejo, con ese certero golpe-de-canto-de-mano en la nuca.

Me dio pena, pero solo durante un rato: el justo en que tardó en cocinarse para que yo me lo comiera.

Y por cierto, no me sea Usted ignorante: los bogavantes no hablan, los bogavantes barkolotean.


Perfectos Saludos.

Dammy dijo...

A mi ya me pueden hablar en sueco e incluso en esperanto, que si el arroz con bogavante va a estar tan bueno como el último que me comí... El animal la lleva clara.

Un blogbesico sin fecha de caducidad. ;-)

Bego dijo...

PQ oño tol mundo ha comido arroz con bogavante o en su defecto bogavante a solas?

Soy la unica q conoce el sentido de la palabra crisis???

Arale dijo...

Tranqui Bego, yo tampoco he comido nunca arroz con bogavante...

JOHNNY INGLE dijo...

Permítame que asuma el roll de Freud: el sueño de su amiga tiene un claro simbolismo sexual. Ella tiene un compañero sentimental por el que ha perdido el interés. Ya no desea comerselo, y por eso trata de convencerlo de que vuelva al frigorífico, es decir, que abandone la calentura y vuelva a enfriar su fogosidad roja. La forma del bogavante no nos deja lugar a dudas: el cuerpo o ventrecha es el miembro viril, mientras que las pinzas son los testículos descolgados por el esfuerzo copulador.

Su amiga disfraza a su compañero de cama de bogavante porque hablar cara a cara con un humano para confesar algo tan crudo le resulta insuperable: se trata de un conflicto de comunicación.

A los individuos urbanistas nos cuesta trabajo matar animales porque hemos perdido la cultura del salvajismo. El hombre depredador está perdiendo fuelle, nos están educando en la creencia de que los huevos salen de la estantería del supermercado, y el pollo nos lo venden sin pellejo y sin cabeza: es natural que pensemos que se puede comer carne sin matar y sin mirarle a los ojos al bicho: sin ver el horror en su mirada moribunda.

Mi madre le torcía el gaznate con toda naturalidad a una gallina, o estrangulaba un conejo de un garrotazo, y mi padre seccionaba el cuello de una cabra infantil sin el menor sentimiento de culpa. Sin embargo yo, a lo más que llego es a rebanarle el cuello de una zanahoria.

Somos cobardes sí. Pero para alimentarnos hemos de asesinar.

Bueno, ya que se ha puesto el delantal, éxponga el método para fabricar la salsa a la pimienta verde, que me ha quedado curiosidad...

Super Loser dijo...

El bogavante se puede poner vivo en el caldo.

Un conejo, supongo que también, pero me imagino que intentará salirse del puchero.

Y están los pelos.

O las plumas.

cronopio dijo...

Hágame caso y conviértase al vegetarianismo. Su conciencia quedará limpia al mismo tiempo que su piel ganando tersura y lozanía.
Siempre es más civilizado asesinar vegetales que animales. Seria posible obtener su receta de salsa verde?

Juan Cosaco dijo...

andá, pero esos números de los yogures valen para comunicar algo?

Yo de muy crío les solté a mis padres en mitad de una comida: "oye, y las albóndigas cómo son cuando están vivas?"

:PPP

Effie dijo...

Querida,

Nada tan sencillo como comprar las cosas envasaditas y con etiqueta.

Me explico:

Yo compro el pollo en bandeja por qué, al igual que Louis de Funes, estoy convencida de que procede de una fábrica de pollos.
Los pollos de fábrica nunca fueron seres vivos, ni sintieron ni padecieron y se comportan cuál piedrecitas. Ergo no tienen alma, lo cual, aunque no lo parezca, es muy importante: no soportaría pensar que pasarían la eternidad en el limbo después del paso por mi tracto digestivo.

Sigo sobando.

Will dijo...

‘¿Para qué sirve eso que tienes en la mano? ¿Vamos a jugar a algo?'?

Me ha dado mucha pena esta frase....


Salsa que te queda muy bien, EHEM, a alguien le debes cierta invitacion a tu cocina, EHEM,

No miro a nadie......



eh


Ak


Eh


Akkk


Ak? que es eso que tienes en la mano??? es que vamoa jugar a algo????

Anónimo dijo...

Me sé de una chica, que tiene un blog que habla del veganismo (ella es vegana), que le daría muy buenos consejos a tu compañera de trabajo para que no soñase con bogavantes.

Como siempre he pasado un rato agradable al leer parte de tu escrito. Tienes el don de hacer esbozar sonrisas con tus palabras. Enhorabuena!!

Un abrazo y no te olvides de preguntar a tu compañera como acaba el sueño, si cada vez que sueña ese sueño tiene un final distinto, etc..., jeje.

Akroon dijo...

ARALE elevada al cubo, o mi hermana de ir a robar cobre: Nena, a mí se me escapa el bogavante por la casa y le compro una cajita con arena de gato para que mee, un acuario para que nade, y una correa para sacarlo a pasear. Lo jodido sería encontrarle un nombre adecuado, aunque siendo bichejo de mar, creo que Nemo le podría quedar estupendo. Las noches que viniera a verte, o lo traería o contrataría a una canguro para que me lo cuidara. Le llamaría cada mañana mientras estoy currando para que oyera mi voz y se quedara tranquilo… y cuando muriera de viejo, le daría sepultura cubierto en arroz y fumet… una despedida final fantástica, ¿no crees? Evidentemente, estarías invitada al festín!

Lo del cerdito con voz de la conciencia… Juas! El próximo día que comamos almejas y chirlas en tu casa, lo vas a flipar cuando les haga las voces de MECAGONLAPUTASANTA, QUE ME QUEMOOOOOOOOOO! Aunque no creo yo que te den pena, no.

Sea como sea, tu mami seguro que no lo tuvo en cuenta. Me hubiera gustado veros a las dos por un agujero… jajajajjajajaja.

¿Qué tal llevas la segunda parte de la biblia? ¿Avanzada? Nenaaaaaaaaaaaaa, me encanta que vengas aquí a cascar por los codossssssssss!

Paaaaaaaaaaaya, a ver si quedamos pronto pa ir a robar coooooooooooobre.

Te quiero churri, te quiero. Petonssssssssssssssssss!

Akroon dijo...

D A V I D: Sr. D a v i d;

Cada vez que aparece Usted por mi casa, oigo cascabeles. Será la alegría. Es Usted caro de ver, pero cuando viene, vale por mil.

Usted a los 7/8 años intentó infructuosamente matar un conejo con un golpe certero. A esa edad, yo decidía adoptar a mi gato tras un ‘mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa; mamá, porfa’. Me salí con la mía, y el mamón duró 16 años y medio.

Jamás intenté asestarle un golpe certero mortal en el pescuezo, pero le hice algunas perrerías propias de niños, sin mala intención. A pesar de eso, los dos nos queríamos profundamente.

Yo no hice acampadas de vivac. A lo sumo, convivencias de unos cuantos días, que eran

Saco de dormir momia

Mejillones en escabeche

Latas de atún

Literas

Ropa en bolsas de basura con etiqueta del día de la semana

Juegos nocturnos con linternas

Pan con nocilla

Pan con mantequilla y azúcar

Vomitonas de campeonato

Un niño albino persiguiéndome para besarme y yo huyendo

Gymkhana

Rodillas peladas

Señor conductor aceleeeeeeeeere, aceleeeeeeeeere

Yo tengo un moco, lo saco poco a poco

Fuego de acampada

Canciones

Carreras que siempre perdía

Risas

Vuelta a casa a ver al gato


Sr. del Hierro… no tarde tanto en pasar por casa, le da Usted un toque surrealista al salón…

Akroon dijo...

1BERTO: Nunca he tenido ninguna discusión con un bogavante.

Yo creía que una discusión con un bogavante acabaría en ‘y punto’ o en ‘tienes razón’ o tal vez en ‘ni pa ti ni pa mí’… De todos modos, estoy convencida de que sería dialéctica pura.

Un inmenso placer tenerte por aquí de nuevo…

MMM dijo...

¿Y no les has contado cuando tus padres nos dejaron unas navajas vivas, y no tuvimos huevos para matarlas?...jajajajja.
¿Y que alimentabas a tu gato a base de paletilla de jamón, berberechos, langostinos, y otras viandas?...coño! la caca de tu gato se podía reciclar en paté fino.

TTEAGI!!!


Arale, ¿y no le cantaste lo de spidercerdo, spidercerdo?

casta dijo...

Francamente a mi me cuesta cada vez más comerme un ser vivo... me parece que dentro de unos años seré una vieja con gatos y vegetariana: Un cuadro, vamos!

nanyu fonseca dijo...

jurjur, a mi me parece un poco "double standards" no tener problema en comerse un filete o unas vainas y en cambio no poder comerse un animal con cara... mi amorcito es algo asi, aunque la pobre aun no se ha recuperado de aquella vez en que nos sacaron un cochinillo en una bandeja con la cabeza enterita y una manzana en la boca y ella salio disparada del comedor...

el_irlandés dijo...

En realidad, querida vecina, la forma más rápida y efectiva de matar a cualquier ser viviente no es atacar su pescuezo con utensilio punzante. Es ponerle delante de un televisor y obligarle a tragarse una campaña electoral entera.

Aunque creo que está prohibido por las leyes de protección de los derechos humanos y resto de seres vivientes. Por crueldad intolerable e innecesaria.

El Obispo de Canarias dijo...

Al olor del bogavante, el gato resucitó (es que en mi casa éramos pijos y los cuentos eran con mas glamour).

Esto me trae al recuerdo esos lejanos días de mi infancia, cuando solo era un pizpireto monaguillo de fácil sonrisa... venía yo de mi reunión diaria de los caballeretes protectores de la obra de monseñor Escriba de Balaguer ( C.P.O.M.E.B como dirían en el tomate), cantando alegremente ya pisan tus umbrales nuestros pies Jerusalén, cuando llegó a mi naricilla el olor del caldo de la paella de marisco que estaba preparando mi santa y pura y casta madre, así que raudo y veloz fui corriendo a la cocina para poder disfrutar del espectáculo de una bondadosa ama de casa cocinando para sus 5 hijos y llegué justo a tiempo para ver a mi madre como sacaba de la cesta de la compra el marisco fresco que acababa de traer una de las muchas sirvientas de la lonja, y así como mi madre cogía una galera y la echaba a la paella, pero horror el pobre bicho aun estaba vivo y se removía, saltaba y se encogía de dolor, ante tal escena mi madre metió la mano en la paella a pesar del aceite hirviendo y rescató la criatura, pensé mi madre a salvado un mártir del suplicio, le ha perdonado la vida, un nuevo amiguito para jugar, la mascota soñada y plas! En el mismo movimiento mi madre la mato de una jostia (con perdón) con una maza de madera y la volvió colocar en la paella, las lágrimas no impidieron que disfrutara del arroz, aun que eso sí, ese día decidí solo comer gambas y cigalas

Akroon dijo...

ANTIHÉROE: No sé si sería capaz de ser vegetariana (ahora se dice vegana? no tenía ni idea… ups!) porque hay cosas que me gustan demasiado… :(

Aunque lo más importante no es saber el significado de lo que se sueña, sea de uno o sea de otro… lo que importa, siempre, es seguir soñando…

Un besazo enorme enorme!!!!!!!

Akroon dijo...

EDMUNDO MANTEL: Estimado Sr. Mantel;

Por el momento, soy incapaz de clavarle el cuchillo a un animal. Lo único que mato, con gran asco pero sin remordimiento alguno, son bichejos del tipo cucarachil o arañil. Odio el CROACH típico de las cucarachas, y solo puedo soportarlo cuando son de un tamaño medio como máximo (a las grandes las mato con un spray incesantemente pulsado hasta comprobar que están inertes). El resto de animales, si tuvieran que morir a mis manos, se reproducirían en progresión geométrica hasta dominar la Tierra. Por eso prefiero los animales envasados por partes, y a ser posible, partes irreconocibles del animal primigenio.

La sugerencia de matarlo de culo, si en lugar de hacérmela a mí se la hiciera a un hombre solitario de las montañas, seguro que sería de su agrado y le harían padrino de la boda. No me cabe duda.

¿Sabe? Yo también tenía un tío cuyo nombre era Manolo (EPD), pero mi tía (su esposa) no se llama Socorro (deduzco, pues, que Usted y yo no somos hermanos y por lo tanto no podemos acudir a un programa de telebasura a llorar por todos los años en que hemos sido separados).

Mi tío Manolo se comió uno de los pajaritos lisiados que yo tan amorosamente estaba cuidando durante mis vacaciones estivales en el pueblo. Imagínese el trauma. Llegar a casa, preguntar por el pajarito, y ver la cazuela y a mi tío sorbiendo huesos con la barbilla aceitosa. Por el contrario, no sé si fue mi tía, la que no se llama Socorro, quien mató al animal que yo con tanto esmero cuidaba, pero sí que mató un pavo que le regalaron a mi padre como pago por reparar una moto en su tiempo libre. No recuerdo si comí de ese pavo, y no recuerdo la matanza porque no estaba presente.

No sabía yo que los bogavantes barkolotearan.

El bogavante está barkoloteado.
¿Quién lo desbarkoloteará?
El desbarkoloteador que lo desbarkolotee,
buen desbarkoloteador será.

Mi pregunta es: el barkoloteo característico de los bogavantes, ¿es audible para el oído humano? Y de ser así, ¿es entendible?

Perfectos besos.

Akroon dijo...

DAMMY: Pues no me queda más que darte la razón… y confesar que me han entrado unas ganas tremendas de irme al Puerto a comer arroz caldoso de bogavante…

¿Te apuntas? Jejejejeje

Un besazo sin caducar, sin fecha y muy grande!!! ;)

Akroon dijo...

BEGO: Lo primero de tó: güenas tardes/noches.

Lo segundo: crisis es eso que vivo desde el día que nací, si no recuerdo mal. O al menos desde que mi tía Facunda se pulió toda la herencia de su padre (o sea, mi abuelo) y nos quedamos la familia criando saltamontes en el pueblo.

Qué vida más dura esa. Además, desde que tengo uso de razón, siempre me mandaron a la vendimia del pueblo de la prima de mi abuela, y me hacían pisar las uvas que después el Sr. Simón (le teníamos confianza, los demás le llamaban DON) envasaba en unos paquetitos de cartón para vender a las grandes superficies.

Qué vida más dura, coño! Cuánto sufrir!

Con el dinero de la vendimia y lo que me dieron por mis zapatitos de topos al venderlos en el rastro del pueblo del al lado, me pagué el primer curso de la carrera, que hice a los 2 años, porque mis padres no podían pagarme una guardería, y como la Universidad era pública, me dijeron que tomara muchos apuntes porque no tenían para libros.

Total: crisis? Coño, claro que sé lo que es!!!!

Lo que pasa es que conozco un sitio en el puerto olímpico donde hacen un arroz caldoso de bogavante muy potable y con el que no te arruinas… ;)

Un beso, de bogavante, cómo no! :P
(y estoy empezando a pensar que debería tomar este comment como inicio para mi próximo post…)

Akroon dijo...

ARALE: Sí, tú tranquiliza a Bego, pero dile que sabes lo que es crisis porque tú y yo cada dos por tres estamos robando cobre…
Que me lo quitan de la manos, me lo quitan de las maaaaaaanos…

Peasho dijo...

Yo lo más parecido a un bogavante que me he llevado a la boca es un palito de cangrejo... Sí, es muy triste...

Bueno una vez me picó una araña en la playa y un pececito me mordía los pelos de las piernas, mientras estaba en la orilla.... son mis relaciones afecto-sociales con animalillos marítimos.

En fin, amiga... que estoy mu sobao y digo más tontás que de costumbre..

¿Como van esos gorgoritos?.... Hay que ensayar, "amigarl", hay que ensayar... ¿Como nos quedará?... Arale será nuestro primera víctima. Que ella opine y si no le gusta, le damos un paliza, per de buen rollo que es mi mujer.

Un petonarrrrrrooo!

Mrs Truman dijo...

Chica,yo los bichos muertos...

Arale dijo...

Un bogavante se balanceaba sobre la tela de una araña...y como veía que no se caía fue a buscar otro bogavante
Dos bogavantes....(es por hacerlo más ameno y no cantar siempre la del spidercerdo...)

JOHNNY INGLE dijo...

EEEEEE!!!!!!!!

Sra. Akroon: no se imagina lo ensimismado que ando...

El lunes comencé un post y cuando iba por la mitad se me escurrió el ratón de las manos de lo ensimismado.

Hoy por la mañana decidí cambiar de tema, hacer algo más corto,
pero ahora mismo no tengo energía de ningún tipo: seguro que tiene que ver con mi enemistad con lo tántrico, pero ¡qué quiere que haga!

Fins aviat!!

JOHNNY INGLE dijo...

El señor Ingle tiene el gusto de anunciarle el nacimiento de su reciente Post.

Por tanto, se ha cumplido la condición suspensiva que a usted le retenía la segunda historia de Rufina y sus partes bajas.

Proceda pues con la ejecutoria de sentencia...

(Mañana leeré y comentaré, ahora cierro windows y me voy al Digital Plus)

Ray dijo...

Me digan lo que me digan, me miren como me miren, los bogavantes que se cruzan en mi camino, siempre, acaban suicidándose. Y eso que los trato muy bien, lo primero que hago cuando me cruzo con uno es invitarle a un relajante baño de agua caliente con sales... y siempre pasa lo mismo, se niegan a salir del agua y al final acaban cocidos.
¡Me da una pena!

Akroon dijo...

JOHNNY INGLE: Querido (sí, querido… pese a lo que pueda decir, se le quiere) Sr. Ingle;

Le permito que asuma el rol de Freud, aunque no acabo de verle calvito, con barba y gafas de montura redonda. Digamos, pues, que sea Usted un Freud iPod, mucho más in, ¿de acuerdo?

Fíjese que por mucho que miro la foto, no acabo de ver un miembro viril… hasta he probado a achinar los ojos, y nada. Lo que sí me ha dejado de piedra es el descolgamiento testicular por el esfuerzo copulador. Explicado así, no sé cómo Ustedes los hombres aún tienen ganas de practicar sexo.

¿Sabe? La mujer que me contó este sueño es sólo compañera de trabajo y no amiga, por lo que no puedo confirmar su interpretación. Se me hace violento acercarme a ella el lunes y decirle: oye A., el bogavante es tu marido, que va con la picha brava, pero como a ti te pone más el dependiente del super que él, no quieres que se le descuelguen los huevos de tanto follaje, por lo que le increpas para que tome una ducha fría y deje de andar como perro en celo. Lo que pasa es que no te comunicas como deberías, y por eso tu cerebro se libera de la presión que le supone guardar tal demanda, disfrazándola de sueño revelador.. Yo creo que me retira la palabra o me pone el culo rojo como a un gallo.

Respecto a su zanahoria: no solo le rebana el cuelo, sino que seguramente, antes, tiene la crueldad de pelarla con un pela-verduras. Ni en las prisiones de Guantánamo son tan crueles. A lo sumo que llegan es al aislamiento sensorial, que al lado de arrancarle la piel a algo a lo vivo para después degollarlo, es un cuento de los Lunnis.

Para alimentarnos hemos de asesinar, sí, pero seguramente hemos de asesinar a la señora que se cuela delante nuestro en la sección de refrigerados para llevarse el último paquete de palitos de cangrejo Krissia. Hay que joderse.

Sí, me he puesto el delantal, ocre con setenteros círculos y topos naranjas para más datos. La receta de la salsa a la pimienta verde, si quiere se la mando. Quedará Usted como un gran anfitrión si tiene invitados o hará llorar de placer a su paladar si lo cocina para Usted. Dígame dónde le mando la forma de elaboración o en su defecto, mándeme un mail para contestarlo con la mencionada receta (no querría aburrir al resto de la audiencia con un capítulo de ‘Con las manos en la masa’). Si no le convence, entonces, con tal de complacerle, la publicaré en un comentario. Usted elige.

Akroon dijo...

SUPER LOSER: Antes de entrar al trapo de los pelos y las plumas del conejo, debo decir: bienvenido a mi humilde casa. Siéntase como en la suya. Sírvase lo que le apetezca del mueble-bar y si tiene hambre, pique de lo que encuentre en nevera y despensa.

El bogavante puede echarse vivo al agua hirviendo, no digo que no. Otra cosa es que él no se acuerde de todos tus muertos en el proceso.
Nunca he intentado tirar un conejo vivo en agua hirviendo. Por una parte no le debe gustar y por otra, tiene que doler mucho.

No se olvide de volver… se lo ruego. ;)

Akroon dijo...

CRONOPIO: Mi piel es más que tersa y aún goza de lozanía pese a la ingesta de proteínas de origen animal. Me gusta demasiado el foie como para convertirme en vegetariana. Seguramente soy un ser poco evolucionado, pero disimulo la mar de bien. :P

Respecto a la receta, como le decía antes al Sr. Ingle, no quiero aburrir al resto de lectores. Elija si quiere que se la mande o si quiere que la publique. :)

Akroon dijo...

JUAN COSACO: Esos números de los yogures en realidad son un mensaje cifrado de una civilización extraterrestre que lleva años monitorizando el comportamiento humano. Ver para creer. :P

Las albóndigas, cuando están vivas, son unos animalicos muy majos, cariñoso y grandes guardianes de la casa. Lo mejor es tener unas cuantas juntas, porque son muy gregarias y distribuyen las tareas jerárquicamente. Algo parecido a los suricates pero más redondito. Eso sí, no tienen pelo. Su tacto es más parecido a los gatos Sphynx.

Un besote!!!

Akroon dijo...

EFFIE: Mi estimadísima y estupendísima Effie;

Sí, tienes toda la razón. En realidad, casi todo en esta vida debería poder adquirirse envasado y con etiqueta. Véase:

Producto: Hombre
Tipo: Eduardo
Origen: España
Calidad: Superior
Fecha de caducidad: según gusto de la consumidora.

¿Te compras uno?

Y no, ya no sobas. Y yo que me alegro, porque se te echaba de menos.

Petoneeeeeeeeets

Akroon dijo...

WILL: Claro que da pena… es que es para verle la carita al pobre bogavante…

La salsa, sí, me sale estupendísima. Sí, te debo una invitación a probar mis maravillosas delicatessen… Oído cocinaaaaaaaaaa!

Espero que si te gusta, me hagas la oportuna publicidad al respecto. :P
Eso que tengo en la mano es una servilleta, para ponértela encima de las rodillas. Vamos a jugar a tú te comes todo lo que he cocinado, porque hasta que acabes no te levantas de la silla… y clarostá, todo estará riquísimo….

¿Jugamos? ;)

Akroon dijo...

KOKRANN: Pues, ¿sabes? Al final no le he preguntado cómo acababa. Eso sí, me contó que soñó que salvaba a su marido de unos agentes secretos que le perseguían. Lo que le he preguntado es qué fuma… sería interesante saberlo.

Gracias a ti por sonreír con semejantes paridas. Es un placer tenerte en casa.

Un besazo!!!!

Akroon dijo...

MMM: No, no lo he contado, porque lo que yo contaba era el sueño de A., no la incapacidad del ser de ciudad para poner unas navajas vivas en una plancha.
De lo que me arrepiento es de no haberlas adoptado como animales de compañía y haberlas llevado a concursos de belleza de navajas.

A mí, criar animales de compañía se me da bien, ya lo sabes. Los gusanos de seda que cuidé cuando estaba en EGB, al volver al cole después de un fin de semana, estaban oronditos y hermosísimos. El gato, con sus 7 kg, estaba hermosísimo. Seguro que las navajas hubieran acabado convertidas en machetes de supervivencia. Si es que tengo un don, tengo un don!

Nunca se me había ocurrido que la caca del gato se pudiera reciclar como paté… me hubiera podido forrar ahora que lo pienso…!! Lástima que ya sea tarde… jurjurjurjurjur.

TTEAGI!

(Lo que le dices a Arale, que te lo conteste Arale :P).

Akroon dijo...

CASTA: ¿¿Pero una vieja vegetariana y con gatos con el pelo cano, o una vieja vegetariana con gatos y el pelo rojo?? Hay una diferencia abismal, eh! :P

Akroon dijo...

NAN: Es totalmente double standards, pero no sé por qué ocurre. Supongo que es cosa de escrúpulos o cosa de conciencia. Ni flowers!!

Dile a tu amorcito que yo la comprendo, y que la apoyo, y que si quiere hacemos una asociación para damnificados. ;)

Besetes pa los dos y pa’l rorro!!

Akroon dijo...

EL_IRLANDÉS: Queridísimo vecino de la puerta A;

No sabe Usted hasta qué punto tiene razón. Ayer estuve a puntito de suicidarme viendo un debate entre Solbes y Pizarro en A3… sepa que gracias a recordar su comentario, pude sacar fuerzas de flaqueza para cambiar de canal y sobrevivir. Si no llega a ser por su inestimable consejo, a estas horas estaría mojama en el sofá de mi casa.

Le debo la vida.

Akroon dijo...

EL OBSIPO DE CANARIAS: Vuestra Eminencia;

Alégrome yo de recibirle en mi humilde morada, de la que SÍ soy digna de que entre, no bastándome una palabra suya para sanarme, porque los antibióticos son más efectivos.

Yo también fui monaguillo, pero solo era para ver si en un despiste del cura, podía pegarle un trago al vinito, y porque comer hostias sin consagrar se me antojaba curioso.
Su madre se merece un monumento y una estatua en la Iglesia, como si fuera una santa. Tener la sabiduría de conjugar el evitar el sufrimiento del animal junto con darle a Usted el placer del paladar, no tiene parangón.

Veo que Usted también se ha aficionado a la terminología de JOSTIA… me congratula unir a esta gran familia de jostieros a alguien de su categoría.

Beso el anillo de su mano, a la vez que le animo a que siga visitando este antro de pecado llamado mi casa.
;)

Akroon dijo...

PEASHO: Amiguito de aventuritas musicales y mil historias más;

No te preocupes porque a esto del bogavante, el día menos pensado, le ponemos remedio. Jejeje.

Te recuerdo que tú mismo y un tal MMM os convertisteis en animalicos marítimos en la playa, si mi memoria no me falla. Creo yo recordar una especie marina, o tal vez anfibia, llamada LA CROQUETA MARÍTIMA… Te aseguro que estoy deseosa de que llegue el verano para volver a ver semejante espectáculo y sacar provecho económico vendiendo entradas para contemplarlo… el dinero obtenido podría canjearse por un arroz caldoso de bogavante. ¿Hace?

Pues venga, a ensayar en la bañera la CROQUETA MARÍTIMA, coñosya!

Los gorgoritos han ido afónicos… miedito me da, que después del gripazo, intenté cantar y a las dos canciones y media, parecía yo Leonard Cohen. Pero como para cojones los míos, no hay nada que un buen antibiótico no pueda curar.

Todo sea para lanzarnos al estrellato.

¿Cómo quedará? De putísima madre.
¿Qué le parecerá a Arale? Estupendo. La estoy viendo de grouppie diciéndote Quiero un hijo tuyooooooooo! Que la nena ya la tenemos, vamos a por el neneeeeeeeeee!! jurjurjurjur

Un petonaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrro gran gran!!!! Mañana te veo! :P

Akroon dijo...

MRS.TRUMAN: Pues como yo, oye, como yo… muertos y que no me recuerden demasiado a su forma original…

Petoneeeeeets!
;)

Akroon dijo...

ARALE: Jajajajajajaja… me río, aunque no vaya conmigo la cosa… jeje

Akroon dijo...

JOHNNY INGLE ensimismado: Que sepa que cada vez que me dice que está ensimismado, me hace pensar en una ensaimada. Qué cosas tiene el cerebro, eh!

La enemistad con lo tántrico dice… y ya dice bien… no se parece Usted en nada a Sánchez Dragó… a dios (o a la naturaleza) gracias…!

Un petó!

Akroon dijo...

JOHNNY INGLE, al ángel anunciador: Es Usted implacable… Touché!! Un chiquipunto para Usted… mi venganza, será terrible!! ;)

Procedo con la ejecutoria…

Akroon dijo...

RAY: Jajajajaajajajaajajaajajaaja… es que son unos bichejos con una tendencia depresiva muy marcada. Da igual lo bien que los trates… incluso sabiendo lo mucho que les gustan los baños de sales, siempre acaban lloriqueando y ejerciendo un chantaje emocional para que les dejes un rato más… Tú, como eres buena persona, accedes al chantaje y les dejas, y pasa lo que pasa.

A mí también me da pena… pero siempre pienso que mejor guardarlos dentro de mi ser (específicamente en el estómago), así, siempre habrá una pequeña parte de ellos viviendo en mi interior… jejjeje
:P