KNOCK KNOCK KNOCK!!!

Adelante... pasa... como si estuvieras en tu casa...

6.2.08

La magia de la música

Hace un par de viernes se juntaron cuatro músicos para los que las palabras se me quedan cortas… Simplemente geniales y auténticos… Y me transporté en el tiempo, cuando les veía tocar cada viernes, ya fuera a algunos de ellos o a todos al completo (un verdadero regalo para los sentidos).

Esa noche de hace dos viernes los glóbulos rojos se encargaban de suministrar oxígeno a mis músculos para seguir bailando y gritando una canción tras otra, tras otra, tras otra, tras otra… El vino en la cena y los dos gintonics tuvieron algo que ver, pero ahora no estoy hablando de eso.

Corcheas y semicorcheas, fusas y semifusas, redondas, negras, tas y tis se encargaban de inundar cada exhalación de aire y convertirla en magia. Qué jodidamente mágica es la música. Cuánto la añoro. No recordaba hasta qué punto la echo de menos.

Me es difícil describir cómo la música se siente en las venas y recorre todo tu cuerpo, despacio, llegando a esos rincones que habías abandonado y dejado inhóspitos, cómo los llena sin hueco posible, cómo te inunda por completo en un gran estallido repentino e incontrolable.

Cómo una voz y un piano te arrancan las lágrimas; cómo el sonido eléctrico de una guitarra te sacude con un escalofrío desde la espalda hasta la nuca; cómo un bajo palpita galopante con los latidos de tu corazón; cómo una cadencia de batería te cabalga, te extasía y te arropa a un ritmo que entrecorta tu respiración…

Devuélveme 12 años atrás, a ese antro con humo, estrecho, abarrotado de gente, pintado con las paredes de colores y que la noche tornaba en grises. Devuélveme a mi eterna baldosa en primera fila, coreando las canciones, desbordándome una semana tras otra.

Devuélveme por unas horas a esas charlas en el bar de al lado en los descansos, a esas horas en vela para escuchar la última canción, a esos cigarrillos a oscuras y tequilas y cervezas.

Devuélveme a la emoción de esas noches, a un momento en que todo podía ser y nada estaba decidido de antemano.

Por un instante creí volver a todo eso. Por un instante sentí volver a todo aquello…

29 comentarios:

Antihéroe dijo...

Es la historia de lo vuestro, ¿cierto? Me encanta (is) los dos. Muaaaaaa!

Akroon dijo...

ANTIHÉROE: Estrenando los comentariooooooooos!

En realidad, ésta era la historia de un momento, de una etapa... tal vez justo un poco antes, tal vez justo en ese momento...

A mí, me encantas tú!!! (pese a que te deba visita desde hace un tiempito).

PS: ... y tú eres músico... seguro que sabes de lo que hablo...

Anónimo dijo...

jurjur

la musica es magica, como tu dices. yo tb tengo un pasado oscuro de musico... tocando mi saxofon tenor y conjurando los malos rollos con unas cuantas notas tenidas...

casta dijo...

Que bonito Ak... que dulce, que romántico...

Juan Cosaco dijo...

Las magas como tú son capaces de ir al pasado y volver al presente sin usar un delorean tuneado por docs chalados!
Magia es permanecer más de una década sintiendo y compartiendo.
Gracias por enseñarnos parte del camino!
Salud, música y magia!

Will dijo...

Es la historia de la epoca más feliz de tu vida?

JOHNNY INGLE dijo...

Que conste que yo solo estaba esperando a que usted renaciera (porque había decidido que si usted moría yo moriría sin el menor remordimiento). Pero si es cosa de amenazar los culos... ey ey ey... entonces tendré que hacer un esfuerzo.

También estaba la cosa de que, como era Carnaval, se podía pensar que yo andaba por ahí de juerga en juerga y disfrazado de todo menos de bonito (lo que es mentira).

Respecto a la música, tiene toda la razón. Para mí no hace falta que se reúnan cuatro músicos. Su música está enlatada en el iPod, y de vez en cuando me dedico una hora a escuchar los favoritos y luego uno se envicia y es difícil soltar el aparato: una canción más, solo una...

Eso de la baldosa reservada en primera fila me hace recordar, no sé si usted escuchó la noticia, el reciente invento de las baldosas inteligentes, que sirven, por ejemplo, para que si usted se para mucho rato delante de la nevera, la baldosa le pita y la ahuyenta, para que no se vuelva glotona.
Imagine que en el bar musical su baldosa de primera fila la compele a marcharse a casa, que se le van a inflamar los tímpanos y a resecar los oculares...

No sé... prifiero las baldosas de gres de toda la vida, que se limpian fácil y no le reprochan a uno el tiempo que se las está pisando (con tacones o sin ellos).

En fin, ¿qué le digo? Que el ensimismamiento es una cosa muy mala, sobre todo si es colectivo.

JOHNNY INGLE dijo...

se me olvidó decirle que esa foto... esa especie de agujero carnoso... me recuerda la visita de Rufina Arostegui a su sindicalista...

¿Qué domonios es?

cronopio dijo...

!Oléeee!

Medley_Alice dijo...

La música lo cura todo. Es curioso como algunas canciones quedan asociadas para siempre a una etapa y cuando las oímos revivimos todo aquello que nos pasó cuando las escuchabamos. Sí, a veces no tiene por que siquiera ser la misma música sólo que la recuerde en cierta manera. Ays, muy bonito post, en serio, bailar toda la noche sin parar porque sí es realmente genial :P

Saludos somnolientos

el_irlandés dijo...

A mí me molaba cuando el señor Tamariz tocaba el violín después de un truco. Aunque, ahora que lo pienso, eso era más bien la música de la magia, y no la magia de la música.

No sé, es lioso, seguro que al final algo tiene que ver. Que ya se sabe que tanto monta, monta tanto.

Beluka dijo...

Qué gran sensación... Esa nube nº9 que se dice en inglés. Yo estoy en una, con mucha música de muchos tipos... y cuidao que no suba hasta la nº10!

Mil besiños!

Akroon dijo...

NAN: Vaya, vaya, vaya… un pasado oscuro como músico… qué interesanteeeeee! Podrías colgar algún día algo que hayas tocado… ;) What a nice connection!!!!!!!! :P

Akroon dijo...

CASTA: Gracias guapa… cuánta nostalgia!!!!!!!! :)

Akroon dijo...

JUAN COSACO: Y cómo me ha gustado lo de maga… ;)

¿Sabes? Yo solo sé que no sé nada… ¿el camino? Amigo mío… se hace al andar… Y aprendo cada día un poco de todo aquél a quién conozco… así que las gracias te las debería dar yo. :P

Muxu bat, mucha música y magia a punta pala!!!!!!!!

Akroon dijo...

WILL: Nunca me lo había planteado así… pero se podría decir que fue una etapa fantástica de mi vida… ;) Muy muy especial.

Petonassos!!!!!

Akroon dijo...

JOHNNY INGLE: Estimadísima alma gemela del ensimismamiento;

Yo viviré mientras pueda sostener un látigo en una mano y ofrecer mis posaderas para el oportuno castigo al mismo tiempo. Si Usted muere, ¿qué estímulo tendría yo entonces para salir de la flojera? Haga el esfuerzo, porque a la vez hace Usted la buena obra de evitarme caer en el pecado capital de la pereza.

En el Carnaval, le imaginé vestido de demonio con una larga cola, como Usted me dijo. No lo catalogaría de bonito, puesto que ese adjetivo se reserva para cosas más angelicales. Ya me entiende.

Yo no tengo iPod (como bien sabe) pero cuando me dedico a escuchar música enlatada, lo hago con el móvil (como bien sabe), y a parte de no poder parar, muevo el culo sin tregua al son de la música (como bien sabe). ERGO: comparto lo de una más, solo una…

Nonononononono… quite, quite, baldosas inteligentes??? Lo que yo quiero son baldosas lerdas!! Si esa baldosa me hubiera dicho que se me iban a inflamar los tímpanos y resecar los oculares, le hubiera dado semejante patada con las botas camperas que le hubiera reventado el chip. No, una baldosa no me dice a mí lo que tengo que hacer, no señor! Inventos del demonio…

Y sí, el ensimismamiento es fatal. Si es colectivo, es directamente holocáustico… menos mal que existen los látigos y gente cabal dispuesta a usarlos para el bien común… Afortunados somos, querido Sr. Ingle…

Akroon dijo...

JOHNNY INGLE y su olvido:

Rufina es una muchacha pasional, pero no sé si llega al extremo de echar chispas físicas por su cuerpo, ya me entiende.

Sería comprometido que algún fumador le pidiera lumbre en mitad de la calle en tales circunstancias.

Esa imagen, por lo que creo ver, es una mano sujetando un encendedor, y la cámara ha captado el momento en el que suelta la chispa previa a la llama.

Talmente como las pasiones humanas. Qué cosas tiene la fotografía!

Akroon dijo...

CRONOPIO: Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaas!!!! (no haré símiles de tauromaquia, que no me va mucho). :P
Un beso!!

Akroon dijo...

MEDLEY_ALICE: Tienes razón… el poder de la música es increíble. De todos modos, aquí además se juntaba toda la gente de esa época, y quieras que no, eso ayuda más a la nostalgia aún!

Sea como sea: música a todas horas para bailar hasta que el cuerpo aguante!!!!!!!

Un besazo con almohadita para que pueda echar una cabezada!! ;)

Akroon dijo...

EL_IRLANDÉS: Al menos no me nombra Usted al señor Copperfield, lo cual es de agradecer. Me cae muchísimo mejor Tamariz, sin duda alguna.

Tal vez tanto monta, monta tanto, pero lo que es realmente importante es que hay que montar… sea en el orden que sea. Si es con música, mejor.

Akroon dijo...

BELUKA: No sabía yo eso de la nube nº 9…!! Pero ahora empiezo a explicarme muchas cosas…

Si subes hasta la nº 10, cuéntame qué se ve desde allí! Jejejeje

Muitos bicosssssss!

Ray dijo...

La noche, cigarrillos, tequila y decibelios, ¡explosiva combinación!.
Quien no se resiste a esa bomba de relojería.
Besos cordiales

drisdro dijo...

a todos nos pasa sentir de vez en cuando un deja vu de alguna situacion memorable! y que bonitos es rejuvencer en tu cabeza
muak

Akroon dijo...

RAY: Imposible definirlo mejor... imposible hacerlo más tentador... Hablamos el mismo idioma!!

Besos enormes!

Akroon dijo...

DRISDRO: Qué? Ya has vuelto de las Américas????? ;)

Rejuvenecer??? Yo??? Pero si estoy hecha una niñaaaaa! jajajajajja

Un besote, guapo!

1berto dijo...

yo una vez toqué el triángulo en bermudas ¿eso me cuenta como viaje o como experiencia musical pura?

Akroon dijo...

1BERTO: Antes de clasificar nada, bienvenido. Tuyo es el mueble bar, el poder y la gloria.

Caso de tener hambre, consulte a su farmacéutico o bien abra el frigorífico a ver si hay algún tupper que llevarse al microondas o algo que cocinar. Caso de preferir alimentos para entre-horas, mirar en la despensa.

Dicho ello:

Tocar el triángulo en bermudas es un desafío a lo paranormal. Lo increíble es que hayas regresado sano y salvo de allí y no hayas desaparecido en el espacio-tiempo.

Al igual que haya palabras polisémicas, hay experiencias polivalentes. Yo creo que encaja perfectamente tanto en la categoría VIAJES como en la de EXPERIENCIA MUSICAL PURA.

Un besazo y vuelve pronto!

MMM dijo...

...Y esto no es nada con lo que aún queda por venir...Espero que dentro de 10 años, rememoremos estos momentos, con distinta mágia, pero igual de excitantes.


TTEAGI